Dña. Pilar Martínez Ten, editor de esta página web, le informa de que en la misma se utilizan cookies propias con fines analíticos, publicitarios y de elaboración de perfiles basados en los hábitos de navegación del usuario; así como cookies de terceros con fines técnicos, analíticos y de publicidad comportamental. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web. OK | Más información

La Ecografía en el Embarazo



¿Cuántas ecografías me realizarán?

Depende del ginecólogo y de tu estado. Aunque no existe un criterio universal sobre cuántas ecografías deben realizarse, lo normal es un mínimo de tres, una por trimestre. Por este motivo, la cifra puede variar de  entre una al trimestre a una mensual o bimensual, si el embarazo es de alto riesgo (mujeres hipertensas o diabéticas, embarazos múltiples, etc.).

La ecografía realizada entre la 7 y 11 semana de gestación sirve para:

  • Asegurar que el embarazo está dentro del útero y no es un embarazo ectópico.

  • Descartar embarazos múltiples .

  • Calcular con la medida del embrión (longitud cefalonalgas) el tiempo de gestación y la fecha probable de parto.

La ecografía que se hace entre las 11 y las 14 semanas sirve para buscar signos indirectos asociados a problemas cromosómicos –marcadores ecográficos- (los más conocidos y útiles son la translucencia nucal, la presencia de los huesos de la nariz y la onda de velocidad de flujo del ductus venoso) .

Entre la semana 12 y 16 se puede hacer un estudio anatómico precoz. Hay algunas malformaciones muy evidentes y en general graves o moderadamente graves, que se pueden diagnosticar muy pronto (12 a 14 semanas) por ejemplo la anencefalia (ausencia de huesos en la cabeza), algunos defectos en los huesos largos (falta de un brazo o antebrazo), algunos defectos del tubo neural (espinas bífidas muy extensas).

La ecografía que se practica a partir de la semana 18 de gestación, habitualmente en la semana 20, es la que tradicionalmente ha buscado el diagnóstico prenatal de malformaciones morfológicas o anatómicas, Actualmente, se ha establecido ya como un procedimiento de rutina en todos.



Los embarazos. Esta etapa de la gestación está considerada como la mejor para realizar una ecografía con la máxima precisión diagnóstica porque el bebé, no sólo está ya completamente formado, sino que además tiene un tamaño adecuado para poderlo estudiar. Permite al especialista observar detenidamente al bebé desde todos los planos y comprobar que no haya malformaciones cefálicas, cardiacas, genitales, abdominales, en las extremidades...

En Europa, está establecido que el estudio anatómico fetal mediante ecografía alrededor de la semana 20 de gestación, se ha de realizar de rutina en todas las gestaciones, ya sean consideradas de riesgo o no.


¿Cuántos hay?

No sólo podemos saber si hay más de un bebé dentro del útero sino también si son gemelos o mellizos. Este dato es muy importante para el control del embarazo ya que los gemelos (un solo óvulo fecundado por un solo espermatozoide) tienen más complicaciones y necesitan un control más estricto que los mellizos (dos óvulos fecundados por diferentes espermatozoides).




volver

Volver a la sección principal