Dña. Pilar Martínez Ten, editor de esta página web, le informa de que en la misma se utilizan cookies propias con fines analíticos, publicitarios y de elaboración de perfiles basados en los hábitos de navegación del usuario; así como cookies de terceros con fines técnicos, analíticos y de publicidad comportamental. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web. OK | Más información

Ecografía de Mama



La ecografía es en la actualidad el método de imagen más importante junto a la mamografía para la evaluación diagnóstica de la mama. Entre sus características más favorables se encuentran la accesibilidad, bajo precio y ausencia de radiación ionizante.

Así como la mamografía puede ser usada como examen diagnóstico o de tamizaje, el propósito general de la ecografía de mama es lograr un diagnóstico más específico, ya sea de una lesión típicamente benigna evitando biopsias innecesarias; para el diagnóstico de una lesión inespecífica o con características de malignidad; para evaluar lesiones benignas sintomáticas o como guía para obtener muestras de tejido para estudio histológico.

Otra ventaja de la US se basa en la posibilidad de evaluar los tejidos blandos de la piel y las regiones axilares, ampliando la capacidad diagnóstica de la misma, permitiendo detectar lesiones como quistes sebáceos o dermoides en la piel, identificar la presencia de ganglios axilares cuya morfología puede indicar o no riesgo aumentado de malignidad.

Las indicaciones actuales para la realización de una ecografía de mama según las guías del Colegio Americano de Radiología son las siguientes:

  • Evaluación inicial de anomalías palpables en mujeres menores de 30 años.

  • Caracterización de las lesiones quísticas.

  • Identificación y caracterización de anomalías mamográficas palpables y no palpables en mujeres mayores.

  • Como guía para procedimientos intervencionistas.

  • Evaluación de problemas asociados con implantes mamarios.


  • Evaluación mamaria de las mujeres embarazadas.


Se han propuesto otras aplicaciones para la ecografía mamaria como la evaluación y caracterización de las lesiones sólidas, identificar la extensión cuando ya hay diagnóstico de cáncer (multicentricidad y multifocalidad ), como tamizaje en mujeres de alto riesgo, en tejido mamario extremadamente denso, estudio adjunto a la mamografía (rutina), en pacientes con temor a ser irradiadas o para evaluar las infecciones.








antes y después del embarazo

Volver a la página anterior