Dña. Pilar Martínez Ten, editor de esta página web, le informa de que en la misma se utilizan cookies propias con fines analíticos, publicitarios y de elaboración de perfiles basados en los hábitos de navegación del usuario; así como cookies de terceros con fines técnicos, analíticos y de publicidad comportamental. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web. OK | Más información

Valoración de la longitud cervical e Inserción de pesario


El parto prematuro es la segunda causa de morbilidad neonatal después de las malformaciones congénitas y condiciona el 70% de la mortalidad perinatal, siendo la principal causa de muerte en el primer mes de vida. La tasa de prematuridad es bastante homogénea en Europa, se sitúa entre el 7-8% y su frecuencia va en aumento de forma constante en todos los países. De todos los recién nacidos pretérmino, aproximadamente una cuarta parte nacen antes de la semana 32 y constituyen el grupo de mayor riesgo.

La tendencia en los últimos años ha sido actuar en la prevención del parto pretérmino, intentando identificar precozmente a las pacientes con mayor riesgo de parto pretérmino. La medición de la longitud cervical por ecografía transvaginal es objetiva, documentable, reproducible, aporta información sobre el estado de la totalidad del cérvix, es indolora y más precisa que el tacto vaginal. Todo ello la convierte en un buen predictor del parto pretérmino (el riesgo de prematuridad es inversamente proporcional a la longitud cervical) y es el método de cribado de elección en gestantes asintomáticas antes de la semana 24. También sirve para monitorizar a pacientes con síntomas (contracciones uterinas) o que ya hayan sido tratadas por amenaza de parto pretérmino.

En un estudio español multicéntrico randomizado que incluyó 11.870 pacientes (PECEP, publicado en The Lancet en Abril de 2012), se demostró que la inserción de un pesario como soporte del cérvix puede disminuir del 27% al 6% los partos de menos de 34 semanas en casos de gestantes con cérvix acortado (≤25 mm) entre las semanas 20 y 22 de gestación.

Por ello nuestro protocolo de actuación en Delta se basa en ofrecer a las pacientes la medición de la longitud cervical por vía transvaginal coincidiendo con la ecografía morfológica del segundo trimestre. En el caso de que la paciente presente acortamiento del cérvix disponemos de la posibilidad de insertar un pesario cervical, consensuadamente con su ginecólogo.






volver

Volver a la página anterior